Las defensas tienen la misión de protegernos de los «invasores», por ello es sumamente necesario que se encuentre lo más fuerte posible.

Como ya todos sabemos, una buena nutrición es fundamental para el funcionamiento correcto del sistema inmunitario, así que una vez más las verduras, legumbres, frutas frescas, huevo, carne, pescado, lácteos y cereales, no serán descartados.

¿Pero que mas podemos hacer para potenciar y dar una ayuda a nuestras defensas?

 Queremos comentarte sobre una receta muy simple de preparar y súper practica, es importante consumirla con frecuencia ya que con las defensas fuertes, nuestro cuerpo puede hacer frente ante cualquier bacteria, virus, etc.

Para la preparación de esta infusión, se necesita de jengibre, limón, miel y cúrcuma. La cúrcuma y la miel podes conseguirla en nuestra tienda Mercadito by Hogar Center, pero de igual manera es fácil adquirirla, en puntos de ventas como, supermercados, mini mercados, etc.

 

Listado de Ingredientes:

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo.
  • 2 rodajas de jengibre fresco.
  • Jugo de 1 limón.
  • Miel a gusto (opcional).

Paso a paso:

  • Agrega 1 litro de agua a una olla junto con las rodajas de jengibre fresca y cúrcuma. 
  • Coloca el agua durante 7 minutos a fuego lento para no matar algunos de los nutrientes.
  • Al apagar el fuego, agrega el jugo de limón.
  • Una vez que se enfríe, se sirve en una taza y seguidamente se agrega la miel a gusto.

Beneficios de los ingredientes de la receta:                  

  • Cúrcuma: Además de fortalecer las defensas, es un antidepresivo natural, posee propiedades antiinflamatorias y es recomendada para las enfermedades gastrointestinales, resfriados y también para bajar la fiebre.
  • Jengibre: Aumenta la inmunidad fortaleciendo las defensas, combate el colesterol alto, la presión alta, la gripe, el dolor de garganta y ayuda a la digestión.
  • Limón:  También fortalece el sistema inmunitario, posee un alto contenido de antioxidantes y vitamina C, siendo así un antibiótico natural.

 

 

Puede ser consumida en un break, entre horas o al llegar a tu casa luego de largo día muy rutinario para relajarte.

Como todo superalimento los beneficios se sienten cuando son parte de nuestra vida y se vuelven un hábito, así que volvemos a recalcarte que debes consumir esta infusión con frecuencia.